FASHIONMOOD.png
EDG07924.png

Si me hubiesen dicho a principios de mi carrera que estaría escribiendo sobre este tema honestamente no lo hubiese creído y es que mi amor por la ausencia de cosas siempre estuvo presente. Hoy puedo reconocerlo como una válida zona de confort, sume a esto que la descripción de zona de confort queda definida como una zona o espacio en donde no crece nada, donde solo se esta cómodo, entendiendo que estamos aquí para crecer y evolucionar hablemos de:
MENOS_ES_ABURRIDO.png

 
Claramente esta frase nace como la contra parte de otra, que segmenta los campos de la moda, define estilos de vida e incluso ampara estilismos arquitectónicos donde nace por cierto este término de: Menos es más

En la moda a la ausencia de cosas la reconocemos como tendencia minimalista, misma que responde a aquellos que sin ánimo alguno deciden usar estrictamente lo necesario, regulando de esta forma una armonía que es sólo complementada por equilibrio creado entre el atuendo y la personalidad de quien lo usa.

Pensar que el principio de esta frase poco tiene que ver con moda, como les mencione, pero sí con el equilibrio y forma.

“Menos es más” fue popularizado por el arquitecto alemán y diseñador Ludwig Mies van der Rohe, a mediados del siglo XX. Más tarde entendería que esta tendencia no fue un gesto inspiracional del artista, sino una respuesta a las necesidades presentes durante la Depresión (de 1929) y la guerra. Ciertas circunstancias personales, tales como el cierre, por parte del régimen nazi, de la famosa Escuela de arte Bauhaus que él dirigía, lo instó a emigrar a Estados Unidos antes de que se desatara la Segunda Guerra Mundial.
Los estadounidenses creyeron que menos podría, genuinamente, ser más, tras tener que dar inicio a ajustarse a un estilo de vida más estricto y austero, a raíz de las circunstancias socio-políticas.

Mies transformó está frase como una respuesta a aquella necesidad que se encontraba dentro del gusto general pero sin ninguna designación para aquel momento, ni siquiera está frase compitió con algún tipo de movimiento ya que el ajuste a la misma había sido respondiendo a las necesidades socio-políticas de aquel momento.

La célebre sentencia que signaría el trabajo de Mies van der Rohe y que sería vinculada en todos los términos de expresión artística significa: que un estilo tiene más impacto con menor decoración, pero mejor disposición de las piezas.

Traduzco esto entendiendo que para él, la elegancia no deriva de la abundancia, sino de la sencillez y la racionalidad. Y aunque los tiempos, las circunstancias y los espacios han cambiado, esas son las características rectoras de esta tendencia.

EDG07868.png
Notar que cada vez está más ausente en las pasarelas, es un detalle que vengo observando desde hace varias temporadas, me cuestionó razones, su traducción era futuro, estéticamente limpio y organizado, en algunos casos presentando el androgenismo como pieza básica de identidad, detalle que me resultaba fascinante, formas básicas, cortes limpios, la asimetría en ciertos cortes es un factor de interés visual para esta tendencia, la monocromática define en parte una de sus características de igual forma.

Sin embargo no les puedo negar que pese a mí amor or esta tendencia, tenía mis dudas referentes a la forma n que la misma es traducida por el público en general. n la mayoría de los casos se quiere proyectar una vida e holgura tan intangible, que trasciende el confort rosaico de la abundancia visible. Genera casi una irtud o religión en la psiquis y en la ética de una práctica stética de rechazo, de segregaciones. Entiendo que se ha mal traducido y relacionado a las ideas de la estética física, por las que se asocia la obesidad con la pobreza y ser muy rico equivale a ser muy flaco
EDG07881.png
“QUE UN ESTILO TIENE MÁS IMPACTO CON MENOR DECORACIÓN, PERO MEJOR DISPOSICIÓN DE LAS PIEZAS”
En términos generales podemos decir que hemos jugado a esta gran adivinanza por años. No sólo en términos de moda, en cine, libros, pintura e incluso caricaturas se ha pretendido figurar la traducción de un lenguaje general, que de alguna manera traduzca un estilo de vida figurado en el futuro con lo único real a poder suceder sea la fecha.

Entendiendo todo esto lo que me hace dar pasos a nuevas tendencias y de paso mostrarles el tema de saber que la función del diseño y la moda no es, en primera instancia, una necesidad visual sino una necesidad de comunicación; y muchas veces olvidamos ese punto y tratamos de sólo apegarnos a encajar o a veces alejándonos del sentido de la moda. Que es, de alguna manera, poder traducir tu personalidad con lo que usas, porque ese es el sentido y juego de la moda, permitir que las piezas a usar traduzcan las personalidades.
Como en la mayoría de los casos en la moda siempre llega el “Time Out” de una tendencia y es precisamente lo que pasa con “Menos es Mas”.
 

EDG07837.png
 
TIPS
El color.
Lo más importante a recordar, cuando combines estampados, es que éstos deben tener por lo menos un color en común. Si repites colores los estampados se complementan más fácilmente y así se verá como si estuvieran hechos uno para el otro.

¿Qué tanto es mucho?
El balance es importantísimo cuando tratas de armar cualquier look, y que tan clara sea la frase Menos es aburrido, no tanto. Evita llevar más de 4 o 5 tonos por outfit. Y si combinas estampados en las prendas, opta por zapatos en un tono liso.

Escoge un estampado grande y uno pequeño.
Si tienes muchos con diseños del mismo tamaño, tu ropa puede verse muy recargada. Piensa en los estampados en función de su tamaño, y combina una prenda con estampados grandes y otra con estampados pequeños.

Usar una prenda sólida.
Cuando tienes varios estampados, es importante calmar un poco las cosas; bien sea con unos zapatos, o un abrigo, blazer o chaqueta de un color sólido