ISAAC_HERNANDEZ.png
 
JAZZ CON RAÍCES Y PERSPECTIVA
Gioel-03.png

“A mí me encanta improvisar, en todo”


 

De niño se enamoró del gozo de bailar salsa, cuando adolescente; de la guitarra. De adulto, de la libertad creadora de la improvisación musical. Por eso, cuando le tocó tomar la decisión de qué hacer con su vida, se fue para Buenos Aires a estudiar guitarra de jazz en la Escuela de Música Contemporánea, y de paso le cogió el gusto al buen vino, a la buena carne y a la cultura de conocimiento y excelencia, propia de las sociedades que valoran tanto los placeres sensuales como las bellas artes. Ambas dejaron huella honda en su forma de asumir la música, pues se nota que Isaac disfruta profundamente lo que hace, y también que disfruta hacerlo bien.

Dice que del jazz le gusta la elasticidad, esa disposición a la intervención creativa y al cambio. “A mí me encanta improvisar, en todo” dice Isaac, quien mezcla las texturas y singularidades del patrimonio musical dominicano con lo cool y el swing del jazz atemporal. Si escuchas sus álbumes, Raíz (2018) y Perspectiva, (que debes buscar en Spotify tan pronto termines de leer esto) sentirás la actitud de libertad y curiosidad de Isaac ante su instrumento combina la fluidez irrestricta del jazz con la riqueza de la folkloridad dominicana.

Por esto el sencillo Moriviví, que puedes encontrar en el álbum Raíz, fue ganador de los Akademia Music awards en la categoría de “Mejor canción de Jazz” por The Akademia, de Los Ángeles, California.


Isaac ha trabajado con Tadeu de Marco, Irka Mateo, Maridalia Hernández, Patricia Pereyra, Carolina Camacho, Pavel Nuñez, Hector Anibal, Pengbian Sang y Retro Jazz, Ernesto Nuñez Cuarteto, Gustavo Rodriguez, Tony Almont, Audrey Campos, Frank Ceara, Marel Alemany, Clarisse Albrecht, Macrofunk, Maluko, Pablo Cavallo, Gnómico, Vicente Cifuentes y Vicente García entre otros.


Isaac describe el jazz dominicano, el jazz que él hace, como la fusión entre la sofisticación y liquidez del jazz con los ritmos vibrantes y de la diáspora africana, con sus cueros -instrumentos percusivos-, que re-contextualizan el jazz como una experiencia inequívocamente afrodescendiente.

isaac-hernandez--(2).png
Estacion_Sub_tropico.png

Cuando suena Estación Sub_trópico, los diferentes ritmos y cantos del folklore dominicano se mezclan entre ellos y mutan más allá de sus límites tradicionales. Al ser incorporados a géneros electrónicos como el Minimal,Micro-House y Deep-House, resulta una nueva experiencia, intervenida por las nuevas posibilidades de la tecnología musical: “La electrónica ofrece un medio muy amplio para que la música dominicana pueda expresarse libremente, tanto sus ritmos como su profundidad espiritual y otros aspectos identitarios.”

Seguir leyendo...

JOSEAN_JACOBO02.png

Josean Jacobo

¡El jazz! ¿Qué les viene a la mente cuando escuchan la palabra? Quizás pensaron en uno de los grandes exponentes del género como Duke Ellington, Stan Getz o Tito Puente. ¿Pero acaso pensaron en nuestro Luis Alberti? Junto a su orquesta en los años 30, Alberti mezclaba jazz con merengue, ampliando las posibilidades de ambos géneros, y haciendo del jazz parte de la historia del más dominicano de los géneros: el merengue.

Seguir leyendo...